El don de la palabra

         Lo despertó el dolor de cabeza y una sed tremenda que había estado intentando ignorar durante horas. Se levantó despacio, para no despertarla y porque el dolor lo obligaba a caminar como un equilibrista en prácticas, tambaleante y a punto de dejarse vencer por la gravedad, que los domingos lo atraía … Sigue leyendo El don de la palabra

Anuncios